Durante el Tercer Congreso Internacional de Distritos Térmicos, expertos nacionales e internacionales, académicos, desarrolladores, sector privado, organizaciones internacionales y entidades públicas evidenciaron las condiciones propicias y el alto potencial de Colombia y la región para la implementación de los distritos térmicos.

El 17, 18 y 19 de noviembre se llevó a cabo el Tercer Congreso Internacional de Distritos Térmicos. Tres días durante los cuales se destacaron los avances de su implementación en Colombia, avances en Latinoamérica y las experiencias internacionales, el rol de la academia como motor innovador y las oportunidades de desarrollo, financiación y optimización de recursos energéticos para el país.

Durante la jornada de tres días se recalcaron los diferentes compromisos internacionales para los cuales los distritos térmicos hacen un aporte importante y se convierten en una herramienta de sostenibilidad. Así mismo, con la presencia de entidades públicas como los ministerios de ambiente y desarrollo sostenible, y de minas y energía, e instituciones como la UPME y la UTO, se destacaron los esfuerzos institucionales en Colombia para lograr los acuerdos y las metas que responden a las problemáticas discutidas en escenarios como la COP26.

También fue una oportunidad para ver los esfuerzos que se hacen desde agencias internacionales, donantes, fondos multilaterales, entre otros, para llevar a cabo estudios relevantes que se puedan integrar a la realidad nacional y de la región, respondiendo a los retos comunes identificados.

Dentro de la discusión local y de ciudades se habló sobre la importancia de una planeación urbana que integre el tema de servicios energéticos eficientes dentro de las herramientas de planeación territorial. Y en ese sentido, de la necesidad de que esta incluya una capacidad técnica y de desarrolladores que permita la implementación de los distritos térmicos como proyectos de sostenibilidad urbana. En Colombia, varias ciudades avanzan en este camino a través de la conformación de comités directivos de distritos térmicos, una herramienta que ha permitido coordinar y monitorear su implementación en los territorios.

El congreso fue un espacio, también, para integrar los puntos de vista de los usuarios finales, y los retos y beneficios que significa conectarse a un distrito térmico.

Así mismo, se abrió el espacio para tratar temas transversales a la implementación de distritos térmicos, como los mecanismos de financiamiento y la incorporación de energías renovables para el desarrollo óptimo de estos proyectos; un aspecto en donde Colombia, por su ubicación, y su riqueza y diversidad natural, puede explorar y tecnificar aún más.

Adicionalmente, se destacó la importancia de generar, desde la academia, nuevos espacios para la formación de profesionales en diferentes disciplinas que puedan afrontar los retos mundiales y de Colombia en temas de eficiencia energética, medio ambiente y sostenibilidad. Y por eso, la tercera edición del congreso cerró con la premiación del Segundo Concurso Universitario, que dio como ganador al equipo Semillero Gema de la Universidad de la Sabana.

El Congreso sirvió como escenario para compartir las visiones y experiencias de los distintos actores que hacen parte de la cadena de valor de los distritos térmicos, pero sobre todo visibilizó los avances del país en su implementación, el compromiso de las ciudades para migrar a alternativas de generación de energía sostenible y la latente necesidad de trabajar y caminar conjuntamente para combatir el cambio climático con estrategias innovadoras, inteligentes y que se adapten a los contextos particulares.

Lo invitamos a consultar las memorias del Congreso para conocer más sobre los distritos térmicos en Colombia y la región: https://distritoenergetico.com/congresodt/