• El pasado 10 de marzo, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible presentó la Contribución Determinada a nivel Nacional de Colombia (NDC). Esta apuesta reúne las metas, acciones y medidas que cada una de las partes se fijó para mitigar los impactos del cambio climático. La implementación de distritos térmicos son una contribución a estos objetivos.  

    Dentro de los anuncios que hizo el Gobierno Nacional en materia ambiental se encuentra la meta de reducir el 51% de las emisiones de gases de efecto invernadero al 2030 para cumplir con la estrategia nacional que busca, en el 2050, alcanzar la carbono neutralidad.

    En la presentación, el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, hizo un llamado a que todos los sectores del país trabajen para esa gran meta.

    Para este objetivo, la implementación de distritos térmicos en las ciudades colombianas contibuyen de manera significativa, pues esta es una infraestructura que aporta a la sostenibilidad ambiental, la eficiencia energética y la rentabilidad financiera en diferentes sectores e industrias del país.

    “Los distritos térmicos nacen en Colombia como una de las acciones concretas, estratégicas y sectoriales para alcanzar las metas del Gobierno Nacional en materia de mitigación de impactos ambientales y eficiencia energética,” explica la Ingeniera Cristina Mariaca, Coordinadora Nacional del Proyecto de Distritos Térmicos en Colombia, “son sistemas que pueden contribuir considerablemente a mantener la meta global de evitar el incremento de la temperatura a 2050, y la estrategia nacional de alcanzar la carbono neutralidad a través de una tecnología innovadora y eficiente.”

    En primer lugar, los distritos térmicos son una solución para reducir las emisiones de sustancias agotadoras de la capa de ozono y gases de efecto invernadero. Esto lo logran al permitir la conexión de múltiples usuarios bajo una misma red de distribución de frío o calor. Igualmente, según estima el Programa Ambiental de las Naciones Unidas, los distritos térmicos tienen la capacidad de reducir hasta en un 58% las emisiones de CO2 a la atmósfera.

    Estos efectos ya se han visto materializados en proyectos como el Distrito Térmico La Alpujarra en Medellín, el cual opera desde 2016, y a la fecha ha evitado la emisión de 1200 toneladas de CO2eq anuales, equivalente a 235 vehículos conducidos durante un año; ha eliminado un 100% de emisiones de sustancias agotadoras de la capa de ozono; y disminuye el uso de energía, equivalente al consumo de 220 hogares durante un año.

    Por su parte, el Vice Ministro de Ordenamiento Territorial, Nicolás Galarza, explicó las medidas propuestas por los sectores que aportarán a la mitigación de los impactos del cambio climático. Entre estas están: la eficiencia energética, el control de emisones fugitivas, la eficiente gestión de la demanda y la generación de electricidad.